Foros Dz
Miembros Nuevos Mensajes Fotos y Álbumes Videos Archivo Foros Dz Panel de control Registrarse
xikithaa  
Registrado:  Posts: n/a  
Sin estado
 
Cap. 7 : Seguimos con la Farsa?
Autora : SaBaKu-No-MeNnY
Traido Por: Xikithaa

No podía conciliar el sueño, abrió nuevamente los ojos y se encontró con su techo grisáceo, sintió nuevamente la suave respiración de la ojiblanca, bajo su mirada y suspiro, todavía no entendía como había acabado en aquella situación.

"Que rayos me está pasando?..." Pensó algo irritado moviéndose ligeramente, la chica gruño pero se acomodo para seguir durmiendo, se sentó al borde de la cama y vio la cadena en el suelo, sintió nuevamente su molestia. –Kuso…- Murmuro mirando nuevamente el techo.

Flash Back.

-Arigatou Sasuke-san…- Dijo la ojiblanca sonriendo poniendo su cartera sobre la mesa. –No tenía que esperarme… Otra vez…-

-Iie… No me importa- Dijo sirviéndose un poco de agua. –Hoy no parecías muy animada…-

-Etto…- Empezó dudosa caminando hacia la que era su habitación temporal. –Es que antes de que llegaras Neji-niisan vino a verme…-

-No me importa…- Corto algo irritado mirándola fijamente, noto entonces nuevamente aquel brillo plateado de hace unos días. –Porque siempre usas esos suéteres tan grandes?- Interrogo deteniéndose en el umbral de la puerta.

-No lo sé… Siempre he tenido esta costumbre- Dijo sonriendo quitándose el gran abrigo dejando a la vista una cadena con un dije en forma de corazón, el pelinegro lo miro con cierta curiosidad, avanzo unos cuantos pasos sorprendiendo a la chica. –Pasa algo?- Pregunto suavemente trayéndolo nuevamente a la realidad.

-Que es…- Dijo tomando el dije entre sus manos, sintió como la ojiblanca se ponía algo nerviosa y suavemente aparto las manos del dije.

-Solo un regalo- Dijo intentando sonreír, camino hacia la cama y se sentó. –Estoy muy cansada…- Dijo sin mirar al pelinegro.

-Quien te lo regalo?- Pregunto ignorando la indirecta de la chica, camino hacia ella y volvió a atrapar el dije entre sus manos. –Podría verlo?-

-Iie…- Respondió prácticamente arrancando la joya de las manos del pelinegro. –Gomen… Sasuke-san- Dijo dándose cuenta de lo que había hecho.

-Es tan importante?- Dijo con amargura en el tono, vio como la ojiblanca apretó sus manos sobre su pantalón, pero no subió su mirada para verlo. –Hasta mañana- Dijo frio empezando a salir del lugar.

-Sasuke!- Llamo la ojiblanca poniéndose de pie de golpe, deteniendo al chico. –Yo… Te lo diré cuando… Cuando sea el momento…- Dijo tristemente, se había detenido a unos pasos del pelinegro, subió sus manos al pecho y sintió una presión muy extraña.

"Por Kami… Porque debo hacer que se ponga así" Se recrimino girándose para abrazar a la chica, que para su sorpresa se quito el dije y lo dejo caer en el suelo, subió su rostro sonrojado rozando los labios del pelinegro.

-Sasuke-san…- Murmuro escondiendo su rostro en el pecho del chico que gruño y apretó a la chica entre sus brazos.

Fin del Flash Back.

"Por Kami…" Pensó abriendo lentamente los ojos, habían pasado varias horas desde aquello y para su sorpresa o mejor dicho su incomodidad no había intentando acostarse con Hinata, sino que simplemente se quedo para verla dormir, ella se lo había permitido.

-Sasuke-san…- Sonó suavemente la voz de la ojiblanca sentándose en la cama. –Sucede algo?-

-Iie…- Respondió secamente sin girarse a verla. –Puedes seguir durmiendo…-

-No has podido dormir…- Murmuro acercándose al chico abrazándolo por la espalda. –Gomenasai…- Susurro al oído del pelinegro que se confundió.

-No te preocupes…- Dijo pero la ojiblanca negó todavía escondiendo su rostro en el cuello del pelinegro.

-Gomenasai… Solo… Solo te he dado problemas desde que me conociste- Dijo apretando un poco más el cuello del chico, este subió sus manos para tocar los antebrazos de la chica alrededor de su cuello.

-Yo los acepte- Se resigno sintiendo un leve brinco por parte de la ojiblanca. –Es algo interesante…-

-Duerme conmigo…- Propuso sensualmente la ojiblanca confundiendo al pelinegro.

Sasuke no podía creer lo que pasaba, Hinata lo había acostado en la cama con toda la delicadeza y agilidad que su frágil cuerpo pudo, acuno entre sus brazos su cabeza acariciando maternalmente sus cabellos, mientras respiraba calmadamente.

-Hi…Hinata- Intento decir el pelinegro haciendo reír a la ojiblanca que bajo un poco su rostro para volver a besar los labios de él.

-Sasuke-san… No esté a la defensiva… Onegai- Murmuro sintiendo como el pelinegro se relajaba entre sus brazos, ella aflojo un poco el abrazo sintiendo como el chico abrazaba ligeramente su cintura mientras ella seguía acariciando sus cabellos y su rostro descansaba en su gran y suave pecho.

Una suave brisa rozo su rostro mientras ligeros rayos de sol iluminaban su habitación, intento sentarse pero sintió un peso sobre su pecho, bajo su mirada y con ternura sonrió al encontrar el rostro del pelinegro descansando plácidamente.

"Por lo menos pude hacerlo dormir algo…" Pensó bostezando y moviéndose lentamente para no despertar al chico, era sábado y además su día libre, recordó que su padre regresaría el día siguiente, suspiro algo frustrada.

Termino de ponerse de pie y se encamino hacia la cocina, vio con detalle todas las ollas y sartenes que existían por aquella cocina casi profesional, sonrió y estirándose tomo un poco de agua para empezar a hacer el desayuno; camino hacia el refrigerador y vio que había gran variedad de verduras y carnes.

"Se nota que le preparan cada una de sus comidas" Pensó y empezó a elegir con cuidado algunas cosas, cuando termino de poner las verduras sobre la mesa para empezar a cortarlas sintió como abrían la puerta principal de la casa.

-Ohayo Gozaimasu- Dijo la mujer muy alegre, paso sin esperar respuesta, parecía estar acostumbrada a llegar con algún tiempo de anticipación.

-Ohayo…- Dijo suavemente la ojiblanca sonriendo ante la sorpresa de la mujer. –Kotomi-san no?- Agrego mientras la mujer asentía todavía sin salir de la sorpresa; Hinata suspiro y empezó a cortar las verduras.

-Hinata-chan…- Dijo la mujer sentándose frente a la chica. –No debería estar haciendo eso…-

-Hoy quise variar…- Dijo alegre mientras empezaba a hervir algo de agua. –Siempre nos sirves desayunos occidentales, quise hacer algo más tradicional…- Dijo poniendo algo de arroz y unas cuantas verduras en el agua que empezaba a burbujear.

-Sasuke-kun se molestara…- Dijo la mujer suspirando y apoyando su rostro sobre sus brazos cruzados. –Quieres que te ayude?- Dijo pero enseguida la ojiblanca negó.

-Puedo encargarme…- Respondió volviendo al refrigerador y sacando algo de pollo. –No seré tan tradicional…- Dijo sonriendo mientras volvía a recibir un suspiro como respuesta de la mujer.

Siguió moviéndose con mucha destreza y gracia entre la cocina para dejar todo listo, riendo de vez en cuando por el gesto atónito que tenia la mujer que la estaba acompañando; coloco a freír algunas pechugas de pollo mientras terminaba de hacer la sopa y dejaba reposar el arroz.

-Eres bastante buena… Pensé que eras de una familia poderosa- Dijo sintiéndose tonta al ver como la mirada perlada de la joven estaba algo confusa, pero se relajo al escuchar aquella melodiosa risa.

-Vengo de una familia poderosa…- Agrego sorprendiendo a la mujer. –Demo… Mi okasan siempre nos dijo que debíamos saber hacer todo en la casa… Por el bien de nuestro matrimonio…-

-Ya veo…- Dijo reflexiva la mujer poniéndose de pie. –Sasuke-kun eligió bien a su esposa…- Concluyo escuchando como caían al suelo algunos cubiertos, se giro sorprendida viendo como la ojiblanca estaba estática totalmente roja.

-Iie… Yo… Yo no seré la esposa de… Sasuke… Sasuke-san- Dijo entrecortadamente sintiéndose avergonzada porque ahora era la mujer la que reía.

-Sumimasen si te preocupe…- Se disculpo caminando hacia la chica. –Es que eres la primera que el deja estar tanto tiempo en su departamento…- Agrego divertida escuchando por segunda vez como caían los cubiertos al suelo.

-Kotomi-san!- Dijo algo contrariada intentando ocultar su vergüenza. –No diga esas cosas onegai…- Pidió mientras la mujer asentía y caminaba nuevamente hacia la puerta principal.

-Nos veremos más tarde Hinata-chan- Dijo alegremente saliendo como había entrado, dejando a una Hinata bastante confundida agachada viendo los cubiertos esparcidos por el suelo.

"Esposa… Esposa de Sasuke-san" Se repetía una y otra vez intentando calmar el frenético latir de su corazón.

Un ligero olor de sopa tradicional japonesa llego hasta su delicada nariz, se revolvió entre las sabanas intentando en vano encontrar aquel cálido cuerpo con el cual había logrado conciliar el sueño; gruño al notar que no se encontraba por toda la cama, abrió pesadamente los ojos y escucho la risa de la ojiblanca.

"Hinata…" Pensó suspirando y sentándose al borde de la cama, como en la madrugada encontró la cadena tirada a sus pies, la miro unos cuantos segundos y cayó en la tentación de abrirla.

-Yo… Te lo diré cuando… Cuando sea el momento…- Sonó en su cabeza la voz de la ojiblanca, gruño y apretando ligeramente el collar lo coloco sobre la mesa de noche justo cuando escuchaba un fuerte estruendo proveniente de la cocina.

"Que habrá pasado… Kuso" Pensó irritado deteniéndose de golpe en la entrada de la habitación, desde su lugar podía escuchar claramente lo que decían las dos mujeres, vio con sorpresa a la ojiblanca agachada sonrojada, sonrió para sí.

-Iie… Yo… Yo no seré la esposa de… Sasuke… Sasuke-san- Sonó la voz de la ojiblanca nerviosa mientras las risas de la mujer que lo cuidaba sonaban por todo el departamento arrancándole un gruñido.

-Sumimasen si te preocupe…- Escucho la voz de la mujer algo más tranquila, avanzo unos pasos para ver como sonreía y se inclinaba junto a Hinata, pareció decirle algo, causando que por segunda vez la chica soltara los cubiertos ahora algo indignada.

-Kotomi-san!- Grito exaltada girándose hacia la mujer, Sasuke pudo admirar el rostro de la chica sonrojado pero molesto, aquello le causo gracia. –No diga esas cosas onegai…- Continuo avergonzada mientras la mujer solo asentía y se alejaba dejándola sentada en medio de su desastre.

-Nos veremos más tarde Hinata-chan- Dijo y camino hacia la puerta principal, el pelinegro se aparto de la entrada de la habitación de la ojiblanca. –Creo que hace algunos años te enseñe que no es bueno espiar las conversaciones ajenas- Agrego divertida saliendo del departamento definitivamente.

"Kuso… Siempre me descubre…" Pensó algo frustrado volviendo a entrar a la habitación de la chica. –Creo que sería correcto bañarme antes de desayunar…- Murmuro entrando al baño privado que tenia aquella habitación, realmente se sentía complacido de que pensaran en todo aquello cuando remodelaron aquel piso del edificio para que el pudiera vivir cómodamente.

Abrió el agua fría y caliente del cuarto de baño dejando que llenaran aquella mini piscina, se apoyo en el lavamanos mirándose en el espejo; suspiro, no podía comprender como había permitido que aquella niña dominara tanto su departamento, hasta le había agradado a la anciana.

-Como pudo?...- Murmuro quitándose el pantalón y el bóxer para entrar en el baño, sintió entonces un ligero aroma a lirios, gruño y miro como todo alrededor de aquella bañera estaba rodeado de velas y esencias. –Esto es el colmo…- Gruño poniéndose de pie de golpe, tomo una toalla y salió hacia la habitación dispuesto a gritarle a alguien.

-Sasuke-san…- Sonó la voz de la ojiblanca que le sonrió y se sonrojo al encontrarlo de aquella forma.

-Se puede saber que son todas esas cosas en el baño?- Regaño sintiendo como se le hacia un nudo en la garganta al ver que la ojiblanca lo miraba con curiosidad para luego ampliar su sonrisa. –No es gracioso…-

-Iie… Gomen- Dijo inclinándose y caminando hacia el chico. –Sasuke-san me dijo que me pusiera cómoda… Y así suelo bañarme- Murmuro provocando un sonrojo en el pelinegro.

-Hmp…- Gruño y salió del lugar escuchando en el fondo la risa de la ojiblanca, casi corrió hasta su propio baño y noto que estaba lleno de agua, se confundió pero sin pensar en nada mas se sumergió en aquella agua normal, sin olores ni cosas raras alrededor de la bañera, cosa que por lo visto le causaba mucha incomodidad.

-Que se habrá creído trayendo todas esas cosas…- Dijo molesto sintiendo como poco a poco el olor de lirio desaparecía con el vapor de su agua. –Ella… Ella siempre tiene este dulce aroma- Murmuro dejando que aquella fragancia relajara todo su cuerpo.

"Sasuke-san…" Pensó suspirando la ojiblanca sumergiéndose en su propia bañera, pudo sentir levemente el aroma del pelinegro. –Ojala no se haya molestado porque entre en su habitación- Murmuro algo nerviosa.

Suspiro dejando que la fragancia del lirio relajara su mente y su cuerpo, empezó con lentitud a limpiar su cuerpo, cada pedazo que extrañamente le hacía pensar en el pelinegro, sintió entonces un calor en sus mejillas y su corazón empezó a latir fuertemente.

"Estoy loca…" Pensó negando con la cabeza, quería alejar aquellas ideas. "El… El no puede estar celoso…" Se dijo intentando calmarse con aquella frase, haberlo escuchado tan exaltado la noche anterior y justo con la cadena que su primo le había regalado la confundió.

Recordó con vergüenza que se había levantado de golpe para no dejarlo salir de su habitación, era la primera vez que simplemente dormían y para colmo en la misma habitación. Se puso de pie suspirando dejando libre su húmedo cabello, limpio el vapor de su espejo y se miro.

-Realmente estoy loca…- Murmuro resignada y salió del cuarto de baño para por fin empezar a desayunar; tomo un conjunto bastante cómodo color azul oscuro, consistía en un pantalón suelto negro con detalles en blanco y escarchado la camisa era de tirantes larga en azul oscuro con pequeñas mariposas color lila casi al final de la camisa, se peino el cabello y sin recogerlo salió a la cocina.

-Hasta que llegas…- Dijo algo irritado el pelinegro sentado en el comedor, había servido su comida y la de la chica que camino sin ocultar su sorpresa, cuando llego junto al pelinegro se percato de su atuendo, prácticamente habían pensado en lo mismo.

-Gomen…- Se disculpo y se sentó, se inclino levemente agradeciendo la comida y sonriéndole al pelinegro, empezaron a comer en silencio, la ojiblanca no sabía cómo comunicarle que aquel era el ultimo día que estaría en aquel lugar.

-Hoy es tu día libre cierto?- Dijo serio el pelinegro sacando de sus pensamientos a la ojiblanca, la cual asintió dándole permiso a Sasuke de continuar hablando. –Quieres… Quieres hacer algo?- Dijo con dificultad, intento en vano ocultar su incomodidad, Hinata sonrió ante aquel gesto y asintió nuevamente.

-Hai… Cualquier cosa que desee Sasuke-san- Dijo terminando de comer, se puso de pie y se acerco al puesto del pelinegro, este se puso de pie y camino hacia el interior de la cocina. –Matte…- Dijo algo nerviosa la ojiblanca llegando junto al chico.

-Que sucede?- Dijo sin entender aquella actitud de la chica, esta lo separo del lavaplatos confundiéndolo aun mas y sin decir nada empezó a lavar las cosas. –Oe… Es mi casa recuerdas?-

-Demo…- Empezó con tono altanero. –Demo… No estás acostumbrado a estas cosas… Déjame a mí…- Dijo volviendo a su tono sumiso de siempre, el pelinegro sonrió sin que la chica lo notara y acaricio su largo cabello.

-Si que serias una buena esposa…- Murmuro divertido viendo como la ojiblanca se tensaba ante aquel comentario. –Si no te molesta saldré un momento…-

-Hai…- Dijo intentando no parecer nerviosa. –Cuídate mucho…- Agrego inconscientemente sonrojándose al percatarse de lo que había dicho, pero se calmo al ver la sonrisa que el pelinegro le estaba regalando.

-Si no te incomoda prefiero quedarme todo el día en casa…- Agrego tomando unas llaves, se giro a la ojiblanca que estaba algo sonrojada pero que asintió al sentir su mirada sobre ella. –Volveré pronto…-

-Hai…- Murmuro despidiéndole con una sonrisa, justo cuando entraba en el ascensor para llegar al estacionamiento.

"Sigo sin entender como alguien tan prácticamente perfecta termino enredándose con un promiscuo como yo…" Pensó algo frustrado recordando el dulce rostro sonrojado de la ojiblanca, gruño y subió a su auto, donde todavía permanecían algunos objetos de la chica.

-Kuso…- Maldijo sintiendo como poco a poco aquella chica parecía estar convirtiendo todo lo que era su vida, para ser más exactos la estaba modificando a su conveniencia.

Termino de ordenar todos los platos que habían ensuciado, coloco las ollas y sartenes en su lugar y seco sus manos; salió a la sala y observo algunas revistas desordenadas sobre la mesa de café.

-Vaya que es desordenado- Murmuro empezando a organizarlas, miro con detenimiento la portada de una de ellas, era su compañía, bueno la de su padre, busco otra y también era de empresas, en cada una de ellas hablaba algo sobre la compañía Hyuuga y quienes estaban disputándose el puesto de presidencia. "Kuso…" Pensó sintiéndose frustrada, recordó que le había llamado prácticamente ignorante por no conocer la compañía de su padre pero esto, ahora era más vergonzoso.

Se puso de pie con lentitud y poniendo las revistas en orden camino hacia la habitación del pelinegro; sintió todo su cuerpo temblar, no había detallado aquella gran habitación, donde había entregado su virginidad, a pesar de querer olvidarlo, todavía podía sentir sus suspiros atrapados en aquellas paredes, los gruñidos roncos del pelinegro y sus salvajes besos.

-Sasuke-san…- Murmuro sentándose en la cama, sintió entonces algo raro, recordó que el pelinegro la llevo hasta allá de una discoteca… Como a tantas otras. –Porque…- Dijo poniéndose de pie de golpe, no podía estar en el mismo lugar que cientos de mujeres, se sentía sucia. Camino hacia la peinadora y vio todo bastante ordenado, vio el gran espejo cuerpo completo que se levantaba frente a ella, podía sentir la mirada del pelinegro sobre ella a través de aquel espejo.

Suspiro y dejo aquel lugar, cerro lentamente la puerta y camino hasta su propia habitación, donde se sentía tranquila, de alguna forma en aquel lugar si podía estar tranquila, recordó el primer día que estuvo en aquella habitación, todo era prácticamente nuevo, nadie aparte de ella se había acostado en aquella cama, nadie aparte de ella había comido en el mismo comedor que el pelinegro, se sintió feliz de golpe.

-Soy diferente… Demo… Como me ve realmente…- Se dijo dejándose caer en la gran cama, se acostó de lado y sus ojos cayeron sobre el collar de su primo; suspiro y estiro su mano para poder tomarlo, lo abrió desganadamente y se vio así misma con el castaño, sonreían; realmente había sido feliz en aquellos tiempos, eran muchos más fáciles.

Se giro quedándose boca arriba en la cama, en una de sus manos estaba el collar, lejos de su corazón, tal vez… Tal vez era hora de olvidar definitivamente el pasado; por ella, para poder volver a sentir felicidad. Sonrió ante su ingenua idea y empezó a escuchar el tono de su móvil; se sentó de golpe y saco el aparato de una de las gavetas de la mesa de noche.

-Hina-chan!- Sonó la voz alegre de la pelirrosa. –Que harás hoy?-

-Etto… Nauma-chan…- Empezó nerviosa escuchando la risa de sus amigas al otro lado de la línea. –Estoy ocupada…-

-En serio?... Con Uchiha-kun?- Se burlo la voz de la pelinegra, seguida de un ligero golpe y la risa de sus amigas. –Gomen…-

-Iie… Ella siempre es así- Dijo sonriendo acercándose a la gran ventana, vio una gran cantidad de autos pasando a gran velocidad. –Demo… No creo poder zafarme de esto…-

-Lastima… Pensamos ir al parque de diversiones… Como teníamos mucho tiempo sin salir juntas…- Continuo la pelirrosa riendo mientras parecía que su risa se alejaba la ojiblanca escucho un gruñido.

-Discúlpala… Hina-chan entonces será en otra ocasión… Cuídate- Dijo divertida la voz de la peliazulada cortando la comunicación.

-Hai…- Murmuro lanzando el aparato sobre su cama. "Supongo que podría cuidarme un poco mas… De Sasuke-san…" Pensó sintiendo nuevamente la presión en su pecho.

Necesitaba despejar sus dudas, realmente no podía creer lo que le habían dicho, le parecía hasta injusto, pero no con el… Con ella, todavía no lo sabía, como se lo diría, aunque… Eso era lo que en el fondo quería, pero, forzarla?... Tal vez no sería tan buena idea.

-Sasuke-kun…- Sonó la serena voz de un hombre de cabello largo negro. –No entiendo tu descontento…-

-Aniki…- Murmuro el pelinegro mirando fijamente al mayor, era prácticamente idéntico a él, aunque sus ojos, aquellos ojos que llevaban a la más profunda oscuridad si los admirabas más de lo que deberías. –Esa es la decisión final?-

-Hai… Tras mucho discutirla, esa fue la conclusión- Dijo sentándose junto a Sasuke. –La conocerás pronto…-

-Iie… No es eso…- Dijo con dificultad notando la incomprensión de su hermano. –Lo que no entiendo es porque ahora?... Porque yo?-

-Sasuke…- Empezó cambiando su tono despreocupado a uno más serio. –Hay gran inestabilidad entre los socios, tú lo sabes… Algunos accionistas han tomado esta opción como una forma de proteger sus inversiones millonarias…-

-Demo…- Se quejo apretando los puños. –Si ella quiere a otra persona?...-

-Sasuke…- Dijo burlesco el mayor. –No ha nacido todavía alguna chica que se resista al atractivo Uchiha…-

-No creo que eso sea cierto…- Dijo apretando sus dientes. –Cuando le dirán?...-

-Su otosan vuelve mañana de una junta importante…- Dijo pensativo. –Hasta los momentos su guardián ha sido su Niisan…-

-Y si… Si ella lo ama?...- Dijo inseguro recibiendo como respuesta una mirada incrédula del mayor. –Aniki…-

-Lamento ponerte en esta situación… Demo… Yo ya estoy casado- Dijo sonriendo. –Y no cambiaria nunca a mi esposa…-

-Lo sé… Demo… Porque decidieron hacer un compromiso fuera de la misma familia?- Pregunto algo indignado.

-Al parecer también hay problemas con saber quién sucederá a Hiashi-sama… Demo, más le importa sus acciones en las compañías externas…-

-Así sea su sobrino quien lo suceda?... Ella no tendría derecho a nada de aquella herencia…-

-Ella siempre se ha mantenido al margen de todas las cosas de negocios… Desde la muerte de su okasan… No quiso saber más de eso… Por lo que rompieron su primer compromiso…-

-Ella… Ella quedara destrozada…- Murmuro bajando la cabeza.

-Dijiste algo?- Interrogo el mayor mirando con confusión a su hermano menor.

-Onegai… Déjame… Déjame conocerla sin la presión del compromiso…- Pidió asustando ahora al mayor.

-Que rayos dices?... Eso estaría más que negado...- Dijo sobresaltado clavando su mirada al techo. –Oh… Oh ya la conoces?...- Dijo seriamente al cabo de unos segundos.

-No quiero ser el motivo de su sufrimiento… Ella… Ella todavía ama a su ex prometido…- Dijo poniéndose de pie, apretando sus puños. –Quisiera ver que logro sin presionarla a un compromiso forzado…-

-Nuestro otosan se negara… Si tardas mucho y consigues lo que deseas corres el riesgo de que cambien a tu prometida- Dijo serio poniéndose de pie. –Oh… que Hiashi-sama vuelva a unir a su sobrino genio con ella, forzándola a asumir el liderazgo de su compañía…-

-Consigue algo de tiempo… Mañana… No quiero que mañana se entere que deberá estar a la fuerza con alguien a quien no ama- Dijo empezando a salir del lugar.

-Como quieras… Luego te diré de cuánto tiempo estamos hablando- Dijo suspirando y adentrándose en el gran edificio. Sasuke no podía entender que clase de vueltas da el destino, pero de algo si estaba seguro, ahora tendría que jugar en serio.

"Hinata Hyuuga…" Pensó sacando la foto de su bolsillo, sonrió sintiendo una gran tranquilidad. –Realmente esto es cosa del destino…- Murmuro subiéndose al auto, arranco de golpe y se coleo a algunos autos sin chocarlos por pura suerte.

"Que es lo que tendrá pensado hacer hoy…" Pensó colocándose su cadena. –Ya se ha tardado demasiado… Ya casi es hora de preparar la comida…- Murmuro algo cansada, había esperado prácticamente toda la mañana por el chico.

Se puso de pie y camino nuevamente hacia la cocina, saco un pote de helado y se sentó en la mesa para seguir comiendo de él; agradecía internamente que aquella mujer estuviera siempre a la disposición del Uchiha.

-Ese baka… Creerá que tengo toda la vida para estar sentada esperándolo- Dijo molesta golpeando ligeramente la mesa. –Como lo detesto…- Murmuro poniéndose de pie, llevaba entre sus brazos el pote de helado, camino hacia una de las ventanas sintiéndose triste.

"Estar aquí… Me hace sentir una cautiva…" Pensó colocando su mano libre en el gran vidrio, suspiro y se alejo de la ventana, nuevamente hacia la sala, encendió la televisión y empezó a ver una película que estaba casi terminando, lo dejo y se acomodo un poco en el gran sofá. –Baka…- Dijo gruñendo al tiempo que mordía la cucharilla con la que estaba comiendo.

-Arigatou…- Sonó la voz del pelinegro haciendo que la ojiblanca gritara por la sorpresa. –Lamento si te hice esperar mucho…-

-No me importa…- Dijo intentando calmarse, realmente la había asustado. –Supongo son cosas de tu compañía…- Dijo algo distante, el pelinegro sonrió y se sentó junto a ella.

-Acertaste…- Dijo quitándole la cucharilla y el pote de helado. –No deberías comer tanto…-

-Y a ti que te importa…- Dijo cruzándose de brazos, la verdad estaba muy molesta, aparte que la hacía esperar por tonterías de su compañía la asustaba y ahora le impedía comer su helado. –Gomen…- Dijo al cabo de unos segundos.

-Porque es esta vez?- Dijo sereno el pelinegro que se había sentado a ver el final de aquella película.

-No… No debí hablarte así…- Dijo nerviosa. –Yo…- Suspiro pesadamente, captando la atención del pelinegro. -Me… Me molesta que sea más importante… Esa… Esa compañía…- Completo sintiendo como la sangre se volvía a acumular en sus mejillas.

-Siempre huyo de esas reuniones- Dijo serio sintiendo como la ojiblanca temblaba al sentir su mano sobre su mejilla. –Odio estar encerrado en una oficina…- Murmuro clavando sus negros ojos en los perlados de Hinata, esta lo miraba intranquila intentando encontrar alguna mentira tal vez.

-Gomenasai…- Susurro Bajando su rostro, sintió como los brazos del pelinegro rodeaban su cintura acercándola a él; se sintió extraña pero dejo que las manos del pelinegro subieran su rostro acercándola a su boca. Sasuke atrapo aquellos inocentes labios en un posesivo beso.

"Eres solo mía… Hinata Hyuuga…" Pensó apretando más aquel frágil cuerpo entre sus brazos.

-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-


Continuara..
 
10/04/2012, 01:41
#61
 
Avatar de hinata*hyuuga
Registrado: 19 mar, 11 Posts: 0  Mujer  Enviar un mensaje privado a hinata*hyuuga
Algunos lloran por amor, otros por idiotas ,pero...yo lloro por los ojos :)
 
FANTÁSTICOOO!!!!!!!!! esa es la palabra jejeje
me encantooo----ahora...
a esperar la contii, la espero con muchassssssss ansias
gracias por avisarme de la actualización
y....
wiiiiiiiiiiiiiiii soy la primera
+kises
espero contiii
hinata*hyuuga esta offline  
10/04/2012, 03:38
#62
 
Avatar de selene uchiha
Registrado: 14 ago, 10 Posts: 94 Edad: 21 Mujer  Venezuela Enviar un mensaje privado a selene uchiha
Sin estado
 
muy buen capitulo...gracias por el aviso.
quiero conti!!!
sayonara!!
selene uchiha esta offline  
10/04/2012, 17:19
#63
 
Avatar de DarkAmy-chan
Registrado: 08 oct, 07 Posts: 39  Mujer  Chile Enviar un mensaje privado a DarkAmy-chan
Con sueño
 
muy buen capi!
gracias por el aviso!



=NaruSaku and SasuHina lover=

サスヒナ 4ever
DarkAmy-chan esta offline  
10/04/2012, 20:19
#64
 
Avatar de Evanyelin Uchiha
Registrado: 22 nov, 11 Posts: 126  Mujer  Venezuela Enviar un mensaje privado a Evanyelin Uchiha
Vive tu vida sin importar lo que los demas digan
 
No sabes lo que tube que hacer para poder
leer el capitulo por que simplemnte mi mamá
se antojo de comer torta y no me iba a dejar
leerlo hata que le hiciera la bendita torta

En cocas palabras EXELENTE quede encantada
con el comportamiento de que esta teniendo sasuke
lo hace ver lindo y tan adorable y hinata que
todavia no se decide pero se van a casar ya quiro ver la
reaccion que tendra hinata cuando se entere, me pregunto
si neji ya lo sabra???
Gracias por el aviso


SAYONARA!!!


Expandere mis alas y volare hacia el horizonte en busca
de aventuras, amigos, amores y una nueva oportunidad para ser feliz sin ti...
Evanyelin Uchiha esta offline  
11/04/2012, 06:10
#65
 
Avatar de Jenny
Registrado: 10 nov, 09 Posts: 3 Edad: 20 Mujer  Costa_Rica Enviar un mensaje privado a Jenny
La vida es bella :3
 
Siiiiiiiiiiiiiiiiiii conti al fin ya soy persona *.* jajaja gracias x avisarme me estaba muriendo de ganas x leer algo (que no fueran las lecturas super aburridas de la u ¬ ¬) jejeje gracias x el aviso nuevamente y gaaaaaaaaaambate!!! aaaaaaaaamo tu fic sigue asi!!
Jenny esta offline  
11/04/2012, 22:01
#66
 
Avatar de kula diamond
Registrado: 21 abr, 11 Posts: 17  Mujer Mexico Enviar un mensaje privado a kula diamond
Sin estado
 
debo decir que este mi fic amado y el mejor en todo el mundo?
bueno pues es uno, jejeeje para mi es el mejor y lo amo, te juro que lo amo me sabe a helado de chocolate mmmmmm rico y cremoso helado hay te amo y espero y subas conti rapidito bueno gracias por el avisin cuidate bye
kula diamond esta offline  
18/04/2012, 20:34
#67
 
Avatar de thinatag
Registrado: 14 may, 09 Posts: 58  Mujer Mexico Enviar un mensaje privado a thinatag
Buscando mi verdad
 
Hola hola yo dejando comentario

Valla sasuke termino sintiendo algo por hinata y pensar que comenzaron con sexo casual que vueltas de la vida al menos a los personajes de tu fic
Un compromiso que emoción

Bueno solo queda decir que espero la conti

Bye bye


En el amor solo se sufre y se goza cuando se esta enamorado
thinatag esta offline  
22/04/2012, 02:51
#68
xikithaa  
Registrado:  Posts: n/a  
Sin estado
 
Cap. 8: Solo Nosotros
Autora : SaBaKu-No-MeNnY
Traido Por: Xikithaa

Habían comido en silencio, ella estaba nuevamente limpiando las cosas de los dos, el se había separado un poco para poder pensar mas claramente todo lo que le estaba sucediendo. No contaba con aquella soberana estupidez de comprometerlo con alguien, y mucho menos con la chica que estaba en ese preciso momento limpiando algunas cosas en su cocina.

"Vaya… Supongo que con esto deberé creer en el destino…" Pensó suspirando, se apoyo en la mesa principal, reviso algunas cosas que ahora estaban puestas en orden en todo el centro de esta, sonrió; aquella chica sí que era realmente lo opuesto a él, claro el no era realmente tan desordenado.

Recordó de golpe su afán por saber más sobre la familia de aquella chica y el bochornoso incidente ante el castaño y la propia Hinata al no reconocer que eran los Hyuuga sus socios más importantes. Suspiro, se apoyo en el espaldar de la silla y logro ver como la ojiblanca estaba terminando de secarse las manos para volver junto a él.

-Listo…- Dijo sonriente sentándose frente a el chico. –Sasuke-san…- Llamo haciendo que el chico subiera su mirada, pero sin decirle nada, invitándola a continuar hablando. –Etto… Que es lo que haremos ahora?...- Pregunto teniendo como respuesta el gruñido del chico que cerró los ojos pensativamente.

"Que hacer…Que hacer…" Se repetía mentalmente, sin conseguir respuesta, para ser sincero consigo mismo él nunca había salido con una chica, y nunca no era exagerar, todas las mujeres de su vida estuvieron ligadas en su mayoría a encuentros sexuales.

-…- Hinata suspiro, el pelinegro parecía algo irritado pero seguía sin abrir los ojos apoyado enteramente en el espaldar de la silla. "Podríamos salir a algún lugar… Están pasando una película muy interesante que me encantaría ver…" Pensó sonriendo pero de inmediato recordó que estaba con Sasuke, aquel chico ni de broma iría a ver ese tipo de películas y recordó que él era solo su falso novio, no tenia porque salir con ella.

-Tienes algo en mente que quisieras hacer?- Sonó la ronca voz del pelinegro abriendo por fin los ojos y encontrándose con los ojos perlados totalmente abiertos mirándolo con incredulidad. –Hmp- Gruño poniéndose de pie.

-Sasuke-san…- Llamo la chica a sus espaldas, este se detuvo sintiendo como la ojiblanca se ponía de pie. –Le dije que haríamos lo que usted quisiera…- Completo totalmente sonrojada caminando lentamente hacia el chico.

-Yo solo quisiera terminar de estudiar…- Murmuro cruzándose de brazos convenciéndose de que una chica tan joven como ella vería aquello como lo más aburrido del mundo, el no era solo una cara bonita, tenía que mantenerse entre los primeros de su universidad.

-Estudiar?...- Repitió la chica incrédula. –Pensé…- Se corto de golpe y se inclino abochornada. -Gomen….- Dijo volviéndose a sentar.

-Que pensaste?- Interrogo el chico girándose para ver a la ojiblanca sentada jugando con el dije de la cadena, jalándola y rodándola nerviosamente, mientras suspiraba, estaba avergonzada eso lo reconocía el. –Piensas que no estudio?...- Dijo entre burlesco y molesto subiendo un poco su tono de voz.

-Hai…- Se sincero la chica haciendo que Sasuke casi se cayera de espaldas. –Siempre estás en la cafetería… O sino en la universidad… Pensé que estabas haciendo verano…- Dijo muy bajito sin mirar todavía al chico, este más molesto que sorprendido camino hacia la chica poniéndose frente a ella en unos cuantos segundos.

-No hago verano… Hago intensivos… Voy a la cafetería porque debo vigilarte…- Dijo totalmente irritado mordiendo cada una de las palabras que acababa de decir, no podía creer que aquella chica tuviera una idea tan errada de su persona, no podía tolerarlo.

-Gomen…- Se disculpo nuevamente bajando sus manos para dejar de jugar de aquella manera tan infantil con su dije, odiaba ser así pero no podía evitarlo era como un reflejo de su nerviosismo. –No pensé que… Simplemente creí… Sasuke-san fue horrible de mi parte hacer juicios tan precipitadamente…- Dijo entrecortadamente sintiendo como la mesa temblaba un poco, si que debía estar molesto para aplicar tal fuerza en la mesa como para hacerla vibrar un poco.

-Hai… No me conoces…- Sentencio fríamente el pelinegro, caminando hacia su habitación. –Cambie de opinión… Vete a hacer cualquier otra cosa… Déjame solo…- Dijo cerrando de golpe la puerta de su habitación.

"Sasuke-san…" Pensó sorprendida la ojiblanca sintiendo nuevamente una presión en su pecho, pero pensó en obedecer, bastante avergonzado debía encontrarse como para querer estar junto a la chica que lo creía un fiestero.

Caminaba de un lado a otro de su habitación, estaba realmente molesto, de no ser porque se encerró en su habitación quien sabe lo que habría hecho, era increíble, subrreal para él, como una chica de instituto, una niña, lo podía creer a él un vago.

-Es increíble…- Murmuro apretando sus puños y deteniéndose frente a su espejo, se sorprendió al verse a sí mismo de aquella manera tan intranquila, era la primera vez que lo que alguien pensara de él lo sacaba tanto de sus casillas. "Kuso…" Maldijo mentalmente golpeando la pared de su habitación.

Se dejo caer en la cama gruñendo, no entendía que le estaba sucediendo, todo le estaba pasando muy rápido y lo frustraba no tener el control de las situaciones que cambiaban constantemente a su alrededor. Abrió sus ojos y se fijo en el grisáceo color de su techo.

"Es solo una niña…" Pensó autocalmandose, suspiro y se cruzo de brazos, sabía que no debía haberse comportado así, los Uchiha no eran así… Bueno… Debía admitir que no había sido muy Uchiha últimamente. –Hmp- Gruño y se sentó nuevamente en su cama.

Se levanto y camino hacia su computador, tenía que terminar algunas cosas para su universidad y además de eso revisar unos informes que Pein le había enviado la noche anterior.

-Mantenerme ocupado…- Se dijo esperando que terminara de encenderse su computador, la pantalla encendió y dejo ver un fondo neutro con el símbolo de su familia, Sasuke gruño un poco y abrió su correo, prefirió concentrarse en revisar los informes, no tenia cabeza para hacer sus deberes.

Se sorprendió al ver que tenía varios mensajes sin leer, y el que más le llamo la atención era uno de su padre, sin pensarlo dos veces abrió el mensaje esperando leer algún informe o estadísticas de la compañía, pero no… Estaba en blanco y solo tenía un archivo adjunto que no parecía algo importante o relacionado con la compañía, dudando un poco sobre lo que diría aquel archivo lo abrió.

Sasuke, me tomo estos minutos para informarte que en la próxima reunión se discutirá tu futuro matrimonial con la primogénita de Hiashi Hyuuga, un socio y más importante un viejo amigo que por azares del destino coincidimos y hemos hecho negocios desde entonces.

Ella hasta hace tres años estuvo comprometida con su primo, el futuro dueño de Hyuuga Corporation, todas tus dudas serán disipadas el día de la reunión, quería informártelo antes porque recientemente ha habido muchas discusiones entre la familia Hyuuga, peleas internas y en los que se ve afectada directamente tu futura esposa; se que esta noticia no te hará nada feliz ya que aunque te sorprendas sé qué clase de vida estas llevando.

Al final de la hoja en blanco están todos los datos de la chica, intenta no cruzarte con ellas en un ambiente social ya que con tu fama obviamente rechazara la idea de casarse con alguien como tú.

Fugaku Uchiha.

Sasuke no podía creer lo que había leído, salió y efectivamente al final de la hoja blanca estaba una foto de Hinata, era una chica algo diferente, se notaba pero no se digno a detallarla pues su mente estaba bastante confundida como para fijarse en que había de diferente entre aquella foto y la chica que estaba a unos metros de distancia de él.

"Kuso…" Pensó de golpe recordando que la había prácticamente corrido del apartamento al no poder controlar su orgullo herido.

-Hai… En unas horas estaré allá…- Dijo cortando la comunicación, coloco el móvil en la mesa de noche, se puso de pie y camino hacia el gran ventanal, suspiro.

"Sasuke-san…" Pensó sintiendo como se ahogaba un poco, tenía ganas de llorar pero no entendía el motivo, ella era su juguete, lo sabía, pero… Pero le dolió que la tratara así.

Salió a la sala principal y como lo esperaba el chico seguía encerrado en su habitación, camino hacia la cocina y tomo nuevamente el pote de helado, no tenia ánimos de salir así que decidió quedarse en el apartamento un poco más, solo hasta poder disculparse con el pelinegro para poder volver a su casa.

"Neji-niisan sonaba molesto…" Pensó al momento de sentarse en la mesa principal y ver una foto del castaño en una de las portadas. –Sera un buen presidente…- Murmuro sonriendo nostálgicamente tomando la revista y acariciando la imagen del castaño, sintió un nudo en la garganta y sin contenerse empezó a llorar.

-Neji…- Dijo entre sollozos apoyando su rostro en la mesa sobre la revista donde se encontraba el chico, cerro sus ojos fuertemente intentando contenerse y escucho como la cadena chocaba contra la mesa.

No sintió en qué momento se había abierto la puerta de la habitación del pelinegro, ni en qué momento este se había detenido en seco en el umbral al verla llorando en la mesa, Sasuke se acerco lentamente y sin hacer ruido, vio entonces las revistas esparcidas por toda la mesa y el pote de helado junto a la chica que tenía la cabeza apoyada en la mesa con algo entre las manos, se acerco realmente muy incomodo hacia ella.

-Sasuke…- Murmuro la chica al subir su rostro y encontrarse a unos cuantos centímetros del chico, el cual de inmediato se paro derecho y se giro dándole la espalda. –Sumimasen…- Dijo de golpe sin inmutar al chico.

-Deberías ir a arreglar las cosas con el…- Dijo fríamente caminando nuevamente hacia su habitación.

-Sasuke-san…- Dijo sin entender al momento que vio como el cerraba la puerta nuevamente, se puso de pie y casi corrió hasta la puerta, la toco suavemente pero no recibió respuesta. "Demo… Que…" Pensó todavía confundida, pero cuando se giro hacia la mesa pudo observar claramente la revista sobre la cual ella estaba apoyada.

"Que estupidez… Me van a casar con una niña que sigue enamorada de ese supuesto genio…" Pensó apretando sus puños sobre su escritorio, había abierto su cuaderno y tenía hasta el tema en su computador pero no podía empezar, ya habían cesado los delicados golpes en su puerta.

-Como si me importara…- Murmuro para sí mismo, tomando un lapicero y disponiéndose a escribir, pero extrañamente no pudo. Estaba demasiado perturbado como para poder hacer algo, solo pensaba en aquella chica y en el molesto castaño que ahora se daba cuenta siempre tuvo razón, y tal vez por eso le sacaba de quicio tan rápido.

Fue nuevamente a sus mensajes y abrió el de su padre donde se encontraba la foto de la chica, ahora si podía notar cual era esa diferencia entre la chica de la foto y la que estaba con él, sus ojos… En aquello ojos se reflejaba una alegría y una inocencia escasamente vista, también llevaba el cabello más corto por los hombros, y detrás de sí una gran casa de campo.

-Donde estará…- Se pregunto apoyando su rostro en una de sus manos ladeando su mirada, tomo el teléfono y marco un número que conocía de memoria.

-Hai?...- Escucho al otro lado de la línea.

-De donde viene?...- Pregunto sin siquiera saludar, consiguiendo que del otro lado de la línea sonara una risa que intentaba contenerse. –Me dirás o qué?...- Dijo frunciendo el ceño.

-Como quieras…- Dijo intentando calmarse. –Veras… Ella antes vivía en un pueblo, la criaron como cualquier chica, demo no la hicieron ignorante de lo poderoso que es su otosan…-

-En qué momento decidieron comprometerla…-

-Pues desde que nació eso estaba planeado, demo a los años notaron su cercanía con un chico unos años mayor, lo feliz que siempre estaba y pues…-

-Su primo… Vivía con su primo?- Dijo irritado poniéndose de pie y caminando hacia su cama.

-No exactamente… Vivía con sus tíos, Neji-dono estuvo con ella en sus primero años, luego se alejaron por los estudios del chico y cuando se volvieron a encontrar… Pues algo surgió y los comprometieron… Tanto él como ella parecían satisfechos, y no había señales que aquel compromiso fuera a fracasar…-

-Sabes…-

-Iie… No conozco la razón de su rompimiento ni el motivo por el cual su otosan decidió dártela a ti… Si tuviera una hija, preferiría volverla monja antes de comprometerla con alguien como tu…-

-No necesito tus comentarios….- Dijo irritado cortando la comunicación, se dejo caer en la cama, ahora sí que estaba confundido, y su hermano no había sido de ayuda.

"Entonces quien tomo la foto probablemente fue el… Por eso se ve así…" Pensó frustrado, salto de la cama de golpe y decidido camino hacia fuera de su habitación.

Estaba acostada boca arriba, se sentía muy mal no solo por haber estado llorando sino porque al parecer algo en aquello molesto a Sasuke y no saberlo con certeza la obligo a alejarse, no sabía si fue por ella o por lo que significaba aquel chico que se había vuelto a molestar.

"Sasuke-san… Neji-niisan, no me quiere… Debería entenderlo…" Pensó cerrando fuertemente sus ojos mientras volvía a jugar con su dije.

-Deja de hacer eso…- Sonó la fría y ronca voz del pelinegro que la hizo soltar un gritito por el susto. –Hmp- Gruño caminando hacia ella.

-Sasuke-san…- Dijo sentándose en la cama sin soltar el dije, se había olvidado que estaba jugando con el por los nervios. –Gomen…- Agrego al sentir que el chico se detuvo junto a ella.

-Deja de pensar… En el…- Dijo casi en un murmullo tomando las manos de la chica obligándola a ponerse de pie.

-Sasuke-san…- Dijo sintiendo la presión en sus muñecas, la estaba lastimando en serio. –Me duele…- Murmuro suavemente sintiendo como la colocaba en la cama sin soltarla.

-No sé que tiene…- Murmuro tomando ambas manos de la chica con una suya mientras tomaba el dije con la otra empezando a moverlo.

-Sasuke-san…- Dijo algo preocupada la chica empezando a moverse para liberarse. –No haga esto…- Dijo viendo como conseguía abrirlo. –Iie…- Dijo asustada cerrando los ojos.

"Así que… Esto escondía" Pensó apretando un poco más las muñecas de la chica que contuvo un gritito de dolor, busco con su mano la tranca de la cadena y la soltó tirando el collar contra la pared, causando que este se rompiera.

-Iie…- Dijo entre lagrimas la ojiblanca, sintiendo como sus manos eran liberadas. –Porque lo hizo?...- Dijo molesta caminando para recoger el objeto.

-Hago lo que quiera…- Dijo fríamente desde la puerta de la chica. –Vete a tu casa…-

-Claro que me voy…- Dijo entre sollozos llegando junto al pelinegro, este no la dejo salir y solo la miro con superioridad. –No eres nadie para hacer esto… Y menos con algo que no es tuyo…- Dijo mirándolo con rabia, de sus ojos salían las lagrimas pero reflejaban mucha rabia, a lo que el pelinegro solo se limito a sonreír.

-Hago lo que quiera con lo que es mío…- Dijo confundiendo a la chica, ampliando aun mas su sonrisa. –Eres de mi propiedad, y no permito que pienses en alguien más…-

-Tuya?- Repitió sorprendida. –No soy tuya… No tienes ningún derecho sobre mí…- Dijo sin controlarse empujando al pelinegro. –Déjame en paz…-

-Iie…- Dijo tomando a la chica del brazo. –Créeme cuando digo que eres de mi propiedad… No me importa lo que pienses o sientas demo… No permitiré que tengas eso en mi casa o frente a mi…- Dijo acorralándola contra la pared.

Hinata se quedo sin palabras, sabía que no era muy dulce o atento aquel pelinegro pero de eso a decirle que lo que pensara o sintiera no le importaba estaba un largo trayecto, por primera vez tuvo miedo del chico, sintió como bajaba su cabeza y su aliento choco contra su cuello.

-Iie…- Dijo asustada sintiendo como el chico se apretaba mas contra ella, los labios de Sasuke habían empezado a chocar contra su piel, el había empezado a morder algo fuerte el cuello de ella. –Sasuke…- Dijo cortándose al sentir como este la tomaba de la muñeca y la llevaba a la cama.

-Hmp…- Gruño y la acostó colocándose sobre ella, con una de sus manos sujeto las de ella y con la otra rompió la camisa de la chica sintiendo como esta temblaba bajo su cuerpo. –Cálmate…- Murmuro clavando sus ojos en los de la chica.

-Que me calme…- Repitió casi sarcástica retándolo. –Suéltame…- Dijo haciendo que el chico sonriera confundiéndola. Sasuke bajo su mirada del rostro molesto de la chica y vio como el pecho de la chica estaba rojo, paso su mano por la espalda de Hinata para soltar el sostén.

-Hmp…- Gruño roncamente al bajar y sentir el suave olor de lilas de la ojiblanca, soltó las manos de Hinata y saco el sostén dejando expuesto el gran pecho de la chica, pero esta apenas le quito el sostén se cubrió con sus brazos. –Nani…- Murmuro confundido.

-Crees que cuando te dé la gana podrás acostarte conmigo?- Dijo molesta pero sin intentar quitar al chico. –Y mas luego de cómo me trataste…- Dijo irritada sintiendo como sus mejillas se ponían rojas, mezcla de su molestia y su vergüenza.

-…- El pelinegro no dijo nada y tomo las manos de la chica con fuerza para que dejara de cubrirse, las coloco en sus hombros y empezó a besar el cuello de ella sintiendo un dolor agudo, Hinata había clavado sus uñas en su piel, pero no lo vencería, eso sí que no, suficiente con soportar saber que era un reemplazo de aquel chico.

Se separo de golpe gruñendo sintiendo como salía un líquido caliente de sus hombros, lo había rasguñado y no parecía molestarle, tomo la sabana de la chica y amarro las manos de Hinata.

-Que haces?...- Dijo entre sorprendida y asustada sin poder moverse, Sasuke termino de atarla rápidamente y coloco toda la sabana sobre las manos de ella por si acaso intentaba otra cosa.

-Consigo todo lo que quiero…- Murmuro besando el cuello de la chica que sin poder controlarse gimió, aunque seguía molesta no podía contra los besos del chico, las manos de Sasuke acariciaban suavemente la cintura y los muslos de la chica, sintiendo como esta intentaba liberarse mientras jadeaba.

-Iie…- Jadeo sintiendo como la húmeda lengua del chico empezaba a bajar por su cuello, se detuvo entre ambos senos y empezó a besar aquella zona, subió una de sus manos para delicadamente empezar a acariciar uno de los senos de la chica la cual no pudo evitar un gemido.

Sasuke se detuvo y se levanto para poder quitarse sus pantalones, miro de reojo como la chica intentaba calmar su respiración, le dolían un poco los hombros y todavía sangraba pero no le dio importancia y se giro para ver a la chica que todavía tenía el short y las bragas.

-Ni lo pienses…- Dijo entre jadeos la ojiblanca haciendo que el pelinegro subiera su mirada hacia el rostro sonrojado de Hinata, sonrió y con toda la calma del mundo empezó a desabrochar los botones del pequeño short, roso las níveas piernas de la chica con sus manos al momento de bajar el short junto con las bragas dejándola totalmente desnuda a los pocos segundos.

"Eres mía.." Pensó tomando una de las piernas de la chica y abriéndola para poder colocarse en medio de estas, pero todavía sin entrar en ella; se apoyo nuevamente sobre el cuerpo de la chica sintiendo como la respiración de ella estaba todavía agitada y mantenía los ojos cerrados, bajo su rostro y atrapo uno de sus pezones mordiéndolo ligeramente.

-Sasuke…- Gimió la chica arqueándose un poco, mientras él seguía lamiendo, mordiendo y jugando con su pezón, su mano se encargaba de acariciar ligeramente la intimidad de Hinata haciéndola sonrojar. Bajo un poco su rostro para besar el plano abdomen de la chica y sus manos subían hasta los senos de ella.

Sintió como el aliento de Sasuke chocaba contra su intimidad y se sobresalto, abrió de golpe sus ojos y sintió en ese preciso momento la humedad de la boca del chico dentro de sí, no pudo evitar gemir fuertemente sintiendo deseos de tener sus manos libres para poder acariciar al chico, las manos de Sasuke seguían masajeando sus senos.

Sintió como la chica estaba totalmente mojada por sus caricias y los jadeos la delataban aun mas, no podía resistirse más, tenerla así a su merced a hacerle todo cuanto deseara lo excitaba y al escucharla gemir una vez más entro de golpe en ella haciéndola gritar; El gruño y sintió la calidez y el placer que le daba aquel espacio tan estrecho.

-Sa…su...ke…- Gimió Hinata moviendo un poco sus manos, estaba fuera de sí, solo deseaba tener sus manos libres, sentía como el chico entraba y salía suavemente haciendo el roce más placentero y torturante. Sabía que estaba a merced del chico y aquello no le molestaba, más bien le había gustado que él fuera así de dominante, gimió al sentir como tomo sus piernas y las subió a sus hombros profundizando las embestidas, entonces sintió algo húmedo en sus tobillos, la sangre del chico, se sintió mal pero el placer no la dejaba pensar.

Era torturante ser tan delicado y suave al momento de entrar en ella, necesitaba más, más roce más piel sencillamente más de ella… Bajo su boca para robarle un beso a la chica, en todo lo que iba de tarde no la había probado, sintió como un gemido de sorpresa quedo atrapado en sus labios al momento de besarla, pero no se negó, lo dejo pasar y ahí si sintió como le estaba permitido hacer todo lo que quisiera.

Sasuke empezó a subir la velocidad de sus embestidas, bajo las piernas de la chica sin romper el beso, mordió ligeramente el labio de la chica que subió un poco su cabeza para evitar que el chico se separara, Sasuke sintió entonces un sabor metálico en su boca, había roto un poco el labio inferior de Hinata, abrió los ojos y se detuvo de golpe.

-Nani…- Pregunto la ojiblanca al sentir como lentamente Sasuke salía de ella. –Sasuke…- Llamo sentándose en la cama como pudo, vio al pelinegro sentado al borde de la cama con el ceño fruncido.

"Que me pasa?" Se dijo así mismo sintiendo todavía el sabor amargo de la sangre de la chica en su lengua, se giro y vio como la chica lo miraba desconcertada, noto que todavía seguía atada de manos y sin dejar de fruncir el ceño la libero.

"Que le pasa?" Se pregunto la ojiblanca, se acerco al pelinegro y lo miro un tanto intranquilo, pero se veía tan tentador, su piel estaba brillante, una ligera capa de sudor y el olor de su cuerpo mezclado con el de ella, su cabello algo despeinado, no le dio importancia al orgullo y abrazando al chico por el cuello lo tumbo en la cama atrapando sus labios en un beso.

Sentía nuevamente su cabeza nublarse por el deseo y la lujuria, sentía sobre su pecho el calor y la presión de los grandes senos de la ojiblanca sus suaves labios sobre los de el, y sus caderas atrapadas entre las piernas de Hinata, solo había algo que hacer…

Tomo las caderas de la ojiblanca y la obligo a sentarse sobre su miembro provocándole un sonoro grito y a él un gruñido, pero estaba tan mojada y caliente que no importo y siguió moviéndola de arriba abajo mientras los labios de ella estaban en su cuello besándolo y mordiéndolo presionando mas sus senos sobre su pecho causando un adictivo roce que los enloquecía a ambos.

Sentía el miembro de Sasuke hincharse en su interior, odiaba que fuera tan bueno, odiaba que la llevara al éxtasis del placer, pero ahí estaba gimiendo su nombre mientras se dejaba guiar por las expertas manos del chico, el cual en un ágil movimiento salió de debajo de ella y la coloco apoyada de rodillas y de codos, Sasuke se levanto y entro en ella en aquella posición, Hinata gimió aun más fuerte y apretó entre sus manos las sabanas que momentos antes habían sido sus ataduras.

Sintió la pared del vientre la de la chica rozando su miembro, era una nueva sensación le encantaba, pero extrañamente la chica estaba más sensible y mojada, su cuerpo estaba reaccionando más rápido de lo normal, sintió como ella se empezaba a contraer dándole más deseos de hacerla suya, la necesitaba, necesitaba que supiera que era única y exclusivamente de él.

-Hmp…- Gruño empezando a besar la espalda de la chica y justo ahí en su nuca estaba su marca, eso solo lo hacia él, mordió ligeramente aquel lugar mientras una de sus manos acariciaba los senos de la ojiblanca.

-Sas…uke…- Gimió sintiendo como por su cuerpo pasaba una corriente eléctrica que la enloquecía y sin contenerse se dejo caer en la cama exhausta, siendo seguida por el pelinegro, pero este en lugar de caer sobre ella se acostó a un lado sintiendo como la respiración de la chica seguía siendo agitada y chocaba contra su rostro.

-Eres una salvaje…- Dijo serio mirando el enrojecido rostro de la chica, la cual se sorprendió y mordió su labio inferior nerviosa, aquel gesto le encantaba, así que sin controlarse se fue sobre Hinata para poder besarla.

-Déjame en paz…- Gimió al sentir como las manos de Sasuke volvían a atrapar las suyas, recordó de golpe lo que el chico había hecho pero no tuvo fuerzas para levantarse e irse ya que las caricias más que lujuriosas eran suaves y románticas llevándola a un estado extremo de relax.

"Es todavía una niña…" Pensó sintiendo como bajo su cuerpo la chica se había quedado dormida, se acostó nuevamente y vio como el cielo empezaba a tornarse de colores naranjas y rosados, el gran ventanal dejaba pasar el atardecer, suspiro y se relajo un poco, escucho entonces la suave melodía del móvil de la ojiblanca, molesto se levanto para contestar.

-Hina-chan…- Se escucho la voz de una chica al otro lado de la línea. –Donde estas? Pensé que vendrías…- Sasuke irritado corto la llamada, seguramente era alguna de sus amigas pero igual le molestaba, porque debía importarle, solo era un juego.

-Que me importa…- Dijo fríamente y tomando su pantalón, coloco el móvil de la chica junto a ella y empezó a caminar hacia la puerta, pero en el trayecto piso algo, bajo su mirada y vio el corazón, era realmente un relicario pero ya estaba roto, estaba totalmente abierto sin contar que el cristal estaba roto.

"Se lo merecía…" Pensó tomando la pequeña pieza entre sus dedos, vio nuevamente la imagen de la chica abrazada al castaño, muchos años antes, lo guardo en su bolsillo y se encamino hacia su habitación.

Estaba sentado frente a su gran escritorio, había sido un día relativamente tranquilo, ya en casa se sentía más tranquilo, aunque la verdad algo más lo estaba incomodando y sabía que tarde o temprano habría problemas y eso era lo que estaba esperando que pasara.

-Aquí está el te…- Sonó la suave voz de una mujer, subió su mirada para encontrarse con una delgada figura, su cabello estaba hasta los hombros en desgrafilado, era negro con un flequillo en la parte de adelante, sus ojos color miel tenían un brillo bastante extraño pero cautivadores.

-Arigatou…- Murmuro invitando a la mujer a sentarse frente a él. –Piensas que está bien el compromiso?-

-Iie…- Dijo sin inmutarse, sabía que sin importar lo que dijera nada cambiaría así que se digno a hablar. –Me parece una atrocidad que vayan a casar a una chica con tu ototo…-

-Tan malo lo ves?- Interrogo con una sonrisa el pelinegro de coleta, la mujer con mirada decidida asintió. –Ya veo…-

-Fugaku-sama no debería tomar esas decisiones así a la ligera…- Se cruzo de brazos al tiempo que el pelinegro se ponía de pie.

-Lo conozco… algo habrá pensado para salirse con la suya…- Dijo tranquilo acariciando el cabello de la mujer.

-Itachi…- Murmuro la chica cerrando los ojos, el pelinegro se disponía a darle un beso cuando empezó a sonar su móvil.

-Kuso…- Murmuro haciendo reír a la mujer, vio de quien se trataba y contesto de mala gana. –Que pasa ahora?-

-Cambie de opinión…-

-Como que cambiaste de opinión?- Dijo algo alterado apoyándose en el escritorio.

-No quiero que me den tiempo de nada… Que mañana Hiashi-sama le dé la noticia…-

-Porque el cambio?-

-Simplemente pensé lo que dijiste… Y Así estaba planeado…Que así sea no me importa si me odia…-

-Vaya… Cambiaste de parecer en unas cuantas horas…-

-Sera mi esposa así lo quiera o no… Así que para que esforzarme… Sayonara…- Y diciendo aquello tranco el teléfono.

-Que quería esta vez?- Interrogo la mujer ordenando alguna cosas.

-Nani mo…- Dijo el pelinegro confundido, sentándose tomando a la mujer de la cintura. –Aiko deja de ser tan tentadora…- Susurro acariciando el muslo de la mujer que gimió y con una risita se separo.

-Como diga…- Agrego saliendo del lugar, riendo en voz alta haciendo que el pelinegro sonriera y mirara por la ventana que daba a su gran jardín.

-Me espera mucho trabajo…- Susurro suspirando pensando en todas las situaciones a las que se enfrentaría.

-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-"-
 
06/05/2012, 22:06
#69
 
Avatar de Jenny
Registrado: 10 nov, 09 Posts: 3 Edad: 20 Mujer  Costa_Rica Enviar un mensaje privado a Jenny
La vida es bella :3
 
Kyyyyyyyyyyyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! x dios que emocion pero xq sasuke se esta comportando asi!!!? uuuuuuuuuy no y lo peor el cap quedo asi como en lo mas interesasnte jajaja bueno ya me calmo...gracias x avisarme me encanto la conti!!! wiii 1º en comentar!!
Jenny esta offline  
06/05/2012, 22:55
#70
 
Avatar de thinatag
Registrado: 14 may, 09 Posts: 58  Mujer Mexico Enviar un mensaje privado a thinatag
Buscando mi verdad
 
Valla valla

Sasuke esta muy muy celoso y posesivo creo que mucho más que de costumbre
Wow que capitulo tan emocionante me encanto sobre todo las parte del xD

Bueno pues solo queda esperar la continuación para saber que pasara
Bye bye


En el amor solo se sufre y se goza cuando se esta enamorado
thinatag esta offline  
07/05/2012, 17:43
#71
 
Avatar de DarkAmy-chan
Registrado: 08 oct, 07 Posts: 39  Mujer  Chile Enviar un mensaje privado a DarkAmy-chan
Con sueño
 
Vaya, Sasuke e Hinata son unos salvajes
gracias por avisarme!



=NaruSaku and SasuHina lover=

サスヒナ 4ever
DarkAmy-chan esta offline  
07/05/2012, 18:23
#72
 
Avatar de abe_neko_gato_miaw_miaw
Registrado: 07 may, 12 Posts: 49  Hombre Mexico Enviar un mensaje privado a abe_neko_gato_miaw_miaw
quiero conocer gente ¬¬ nada de pervertidos abe_neko_gato_miaw_miaw@hotmail.com
 
esta genial
abe_neko_gato_miaw_miaw esta offline  
07/05/2012, 19:12
#73
 
Avatar de Evanyelin Uchiha
Registrado: 22 nov, 11 Posts: 126  Mujer  Venezuela Enviar un mensaje privado a Evanyelin Uchiha
Vive tu vida sin importar lo que los demas digan
 
Hinata y Sasuke son extraños se quieren
o no se quieren bueno eso solo lo saben
ellos aunque tampoco confio mucho en el
criterio de ambos ya quiero ver cuando
hinata se entere que esta comprometida con
Sasuke y como sera la reacción que tenga.
Gracias por el aviso nos leemos en tu proxima
actualización nee.


SAYONARA!!!


Expandere mis alas y volare hacia el horizonte en busca
de aventuras, amigos, amores y una nueva oportunidad para ser feliz sin ti...
Evanyelin Uchiha esta offline  
11/05/2012, 02:30
#74
 
Avatar de hinata*hyuuga
Registrado: 19 mar, 11 Posts: 0  Mujer  Enviar un mensaje privado a hinata*hyuuga
Algunos lloran por amor, otros por idiotas ,pero...yo lloro por los ojos :)
 
A lo agrasivo!!!!!!!!! jajaja ... nueva faceta de Hinata(le gusto o.o) jajaja
muy buena conti
hinata*hyuuga esta offline  
15/05/2012, 05:18
#75
 

Herramientas

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder temas
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están On
Los Emoticonos están On
Código [IMG] está On
Código HTML está Off
Trackbacks are On
Pingbacks are On
Refbacks are Off



El huso horario es GMT. La hora actual es: 21:15 .


Powered by vBulletin™ Version 3.8.7
Copyright © 2014 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
Page generated in 0.31493 seconds with 8 queries